Dom, 3 de diciembre de 2023
Deportes

Dibu Martínez fue elegido mejor arquero del mundo en la gala del Balón de Oro

Emiliano “Dibu” Martínez se llevó el premio Lev Yashin al Mejor Arquero en la 67° edición de la entrega del Balón de Oro en la gala de París. Fue un meritorio reconocimiento al guardameta campeón mundial con la selección argentina en Qatar 2022 y que también ganó el mismo reconocimiento en la entrega de los Premios The Best 2022, que entregó la FIFA el pasado 27 de febrero.

El marplatense de 31 años se adueñó del arco de la selección argentina en la Copa América 2021 que la Selección ganó en Brasil en 2021. Tuvo brillantes actuaciones como en los tres penales atajados ante Colombia en la definición de la semifinal, en el duelo que inmortalizó la frase “estás nervioso, eh. Te estás riendo pero estás nervioso. Hacete el boludo, ya te conozco a vos. Te gusta bailar. Mirá que te como hermano, mirá que te como”.

Más tarde el golero formado en Independiente ratificó su titularidad en el elenco dirigido por Lionel Scaloni y llegó a la cumbre con su notable labor en la pasada Copa del Mundo en la que tuvo salvadas providenciales. La más recordada es la de la final ante Randal Kolo Muani, en el final del alargue, en una acción que le permitió a Argentina llegar a los penales donde contuvo un tiro. Antes había atajado dos remates en la definición desde los doce pasos contra Países Bajos en los cuartos de final y en los octavos también tuvo una tapada brillante al australiano Garang Kuol.

Tenerlo acá es una sorpresa. El gordo me sigue a todos lados”, dijo con la voz quebrada al encontrarse con su padre en el escenario, al que la organización había tenido escondido detrás del cortinado. “Quiero agradecer a los compañeros de la Selección, al cuerpo técnico del Aston Villa, para mí lo importante es ganar en grupo y mi familia; tengo dos hijos hermosos en casa, a mis hermanos”, agregó.

En un momento el ex delantero Didier Drogba, que ofició como conductor del evento, pidió que se terminaran los abucheos franceses en medio del discurso, con la atajada a Kolo Muani en la pantalla gigante. Una herida que, evidentemente en Francia, no cicatrizó. “Tienen que serenar los abucheos franceses, merci”, dijo el marfileño.