Vie, 24 de mayo de 2024
Deportes

Paula Pareto y su entrenadora renunciaron a sus becas para ayudar a otros atletas

A falta de dos meses para los Juegos Olímpicos 2024 que se llevarán a cabo en París, Francia, la campeona olímpica Paula Pareto y su entrenadora Laura Martinel renunciaron a sus becas para apoyar a otras atletas luego de la decisión de la Secretaría de Deportes de reducir el beneficio de 18 a 4 competidores de judo.

La política de reducción presupuestaria del gobierno actual se evidencia en cada aspecto, y no escapa al deporte olímpico. La Secretaría de Deportes, a cargo del ex intendente de La Plata, Julio Garro, procedió con el plan de ajustes del gobierno de Javier Milei y estableció una reducción de las becas de atletas de judo de 18 a 4, dejando a 14 competidores sin el apoyo necesario.

Ante este panorama, la campeona olímpica y su entrenadora tomaron la decisión de abandonar sus becas para que otros atletas puedan beneficiarse. «Estamos en un momento complicado porque es la renovación de las becas y resulta que quieren hacer un recorte tremendo en la cantidad de becarios. Hay becas por ENARD (Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo), becas por Secretaría de Deportes y hay becarios que se duplican, que tienen beca de la Secretaria y del Enard. Tenemos 18 becarios, pero se le ha pedido a la Confederación Argentina de Judo que solamente queden 4», explicó Martinel, que también es la Directora Técnica Nacional de la Confederación Argentina de Judo.

En ese sentido, la entrenadora sostuvo que la decisión del gobierno «pone en riesgo nuestro deporte porque necesitamos tener una masa activa de deportistas entrenando y obviamente, los entrenadores».

En diálogo con TyC Sports, Martinel se refirió al escenario que debe afrontar como directora del organismo. «Se me puso en la difícil situación de realizar esta poda, que la verdad no estoy dispuesta a hacer porque no me parece justo y porque pienso que es firmarle el acta de defunción a mi deporte. Así que pensando cómo hacer para poder retener la mayor cantidad de becarios posibles es que decidí ceder, renunciar a mi beca de la Secretaría de Deportes para que haya más financiamiento para más atletas, y Paula cuando le comento esto que está pasando me dijo que ‘yo también renuncio a la mía’. Así que hemos decidido las dos renunciar para que esos fondos vayan destinados a financiar a más atletas», expresó.

Por su parte, la Peque confirmó su decisión y se pronunció sobre la dura situación que afrontan los atletas que no recibirán las becas. «Es durísimo porque de 18 a 4 es un número que es muy difícil de manejar, es muy difícil hablarlo con los chicos. A mí desde el punto de vista de atleta me hubiese pesado. Hay muchos chicos que están viviendo en Buenos Aires pagando alquileres y cosas que ya les cuesta un montón y decirles de un día para el otro que van a tener una entrada menos es duro, así se van a terminar yendo a su casa de vuelta y el deporte deja de crecer», advirtió.