Vie, 24 de mayo de 2024
Provinciales

Profesionales del Instituto Misionero del Cáncer destacan la importancia de la detección precoz del cáncer de próstata

En el marco de Noviembre Azul, mes de la concientización sobre la salud del hombre, profesionales del Instituto Misionero del Cáncer (IMC) indican medidas de prevención, síntomas y tratamiento del cáncer de próstata. Además, señalan cuáles son los grupos de riesgo más propensos a la patología.

El cáncer de próstata es una enfermedad maligna; es el principal cáncer que se presenta en hombres a partir de los cincuenta años. Inicialmente no da síntomas, por lo que profesionales de la salud insisten en la consulta médica de rutina y realización de estudios para la detección precoz.

En este contexto, desde el Instituto Misionero del Cáncer (IMC), el Dr. Ángel D’Annunzio, Director de la institución, señaló que esta patología aparece con la edad. “Por suerte, en la mayoría de los casos se puede detectar a tiempo. Recomendamos, según pautas internacionales, hacer un estudio de PCA (antígeno prostático específico) a partir de los 45 años si el paciente tiene antecedentes familiares, sino a partir de los 50”, aclaró.

En cuanto a los síntomas, que pueden ser alteración de la orina o al orinar, y goteo post miccional, D’Annunzio resaltó la importancia de acudir al urólogo para que realice una ecografía prostática y un PCA, para detectar a tiempo la enfermedad y poder llevar adelante el tratamiento adecuado.

Grupos de riesgo

• personas que tienen familiares directos que hayan tenido cáncer de próstata (padre, abuelos, hermanos, primos, tíos)

• personas fumadoras

• si la persona lleva una mala alimentación, alta en carnes y grasas

• personas con sobrepeso u obesidad

“Tenemos todas las herramientas para tratar este cáncer aquí en el IMC. Contamos con el robot Da Vinci, con el cual operamos a muchos pacientes con esta patología. También tenemos un equipo de radioterapia, que es otra alternativa de tratamiento”, agregó el profesional.

“Para nosotros es un cáncer muy tratable, ya la medicina oncológica lo ha podido transformar en una enfermedad crónica aun cuando está en estadío avanzado”, finalizó.